Rastisurbanos en el mercado inmobiliario

Las características de los edificios dan forma a la identidad de nuestro blog y de alguna manera nos interesa no sólo la superficialidad de los edificios, sino también la forma en que estos colosos de la ciudad influyen en la sociedad. Más allá de las recientes protestas masivas contra la construcción, los edificios y los inmuebles en general se injieren de manera mercantil entre las personas. En efecto, nuestra intención es asesorar a nuestros visitantes, estableciendo la diferencia entre los precios que en teoría se manejan en el mercado y los precios “inflados” que efectivamente salen a escena en la Capital Federal.

En Caballito, por ejemplo, el precio máximo de una propiedad a estrenar por metro cuadrado, no debería superar los u$s 1.350, aunque la realidad marca que actualmente se están cotizando en hasta u$s 1.500 el metro cuadrado. En Palermo, por otra parte, la situación es más alarmante. Si bien es un barrio considerado “caro”, su tasación máxima por metro cuadrado es de u$s 1.550. Si ustedes llamaran a cualquier inmobiliaria y consultaran metro y precio, se darán cuenta que en varios casos la sobrevaluación estará a la orden del día. ¿u$s 1.700 el metro? ¿u$s 1.800? Todo es posible en
la Ciudad.

Ahora bien, un tema a debatir: ¿son verdaderamente las inmobiliarias quienes “inflan” los precios? Por experiencia efectiva personal, los propietarios especulan audazmente con los valores. Las inmobiliarias están perdiendo paulatinamente su “idiosincrasia” tradicional, aquellos rasgos que suponían la tasación y la planificación de venta, ya que hoy son los dueños los que finalmente ponen los precios a sus propiedades. Salen a caminar, a comparar y a deducir lo que vale su propiedad. Recién ahí se dirigen y encargan la venta a una determinada inmobiliaria (siempre y cuanto se los tase en el precio que ellos “cotizaron” previamente) en acto demasiado buergues para mi gusto. Ah, claro, después se fastidian cuando ellos mismos deben salir a comprar y a enfrentarse con otros propietarios más aburguesados que ellos.

En definitiva, es un circulo vicioso del que unicamente podemos salir tomando conciencia individualmente y ayudando a “cristalizar” el mercado inmobiliario.

Anuncios

0 Responses to “Rastisurbanos en el mercado inmobiliario”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




La ciudad: Su arquitectura, las diferentes maneras de construir, el abanico de formas que pueden crearse con los mismos elementos… Casi como los rastis y otros juegos de construcción, pero más grandes y más pesados… Somos estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UBA y creamos este espacio para trabajar esta temática urbana.
CONTADOR
blog stats

A %d blogueros les gusta esto: