Archivos para 31 mayo 2007

Mercedes ya no vive aqui

Y los vecinos de Buenos Aires ponen toda su creatividad a la hora de identificarse.. (lo atamos con alambre, señor, lo atamos con alambre..)

Deptos del Abasto:

abasto1.jpg

timbre_abasto32.jpg

timbre_abasto21.jpg

buenos-aires.jpg

   Palermo  palermo1.jpg 

San Telmo s-telmo.jpg 

El conventillo

 conventillo.jpg

En  el Diccionario del Lunfardo, el conventillo es “un lugar o casa de la vecindad de aspecto pobre y con muchas habitaciones, en cada una de las cuales vive uno o varios individuos”. Hacia 1880, fue la zona cercana al puerto de Buenos Aires, el sitio más propicio para que se instalara la primera gran ola de inmigrantes. El primer lugar al que arribaron fue el “Hotel de Inmigrantes“, sito en el actual barrio de Puerto Madero. Pero, al quedar abandonados los caserones del sur de la ciudad a raíz de las epidemias de fiebre amarilla y de cólera, muchas familias se albergaron en esas enormes casas, con un patio central y donde compartían la vida cotidiana. Los barrios donde se instalaron los primeros grandes conventillos fueron San Telmo, Monserrat, La Boca y San Cristóbal: Así surgieron los conventillos, donde se mezclaba gente de todos los idiomas y nacionalidades, principalmente españoles, italianos, judíos y árabes. Fue caldo de cultivo para la cultura popular, expresada en el tango y la literatura. Y más adelante, no fueron sólo las casas solariegas el asiento de los inmigrantes. Apareció un nuevo tipo de conventillo expresamente construido para su comercialización. 

Hoy en día ya se ha perdido el halo romántico de los viejos conventillos, pero persisten las razones que motivaron su aparición.  

Para seguir viendo:

http://www.museodecera.com.ar/conventillos.htm

http://www.clarin.com/diario/especiales/yrigoyen/social/conven.htm

http://www.clarin.com/diario/2004/02/03/h-03215.htm

El hangar en casa

avion-achicada-002.jpg

Que alguien se atreva a negar que esto es original…

Superando al mejor rosal, al más perfumado jazmín y al más frondoso arbusto. Querías diferenciarte?

Lo lograste.

“La Casa del Avión”: asi la llaman los vecinos de Hurlingham, cómo sino?

Vida de Country

 countrygarca.jpgcarmel.jpg

“Es el primer club de campo de Sudamérica. Sinónimo de polo, nació hace más de 70 años y entre sus 1800 socios se reúnen deportistas, estrellas de TV, políticos, banqueros y empresarios… “ “Tortugas Country Club fue fundado en 1930 por la familia de Huberto Roviralta y hoy es uno de los más selectos del país, donde a pesar de las caras famosas, la privacidad es una regla de oro..”   

(Extractado del sitio web Verde Country) 

Country Club, Club de Campo, Barrio Cerrado, Barrio Privado, Barrio con Vigilancia, Barrio de Chacras.. Fueron la marca en el orillo del estilo menemista, una vidriera de la nueva riqueza y una supuesta huida hacia la privacidad y la seguridad. La desesperada lucha de los aspirantes a una existencia segura, a salvo de las violencias urbanas y planificada entre pares (o como signo del ascenso social y cosecha de nuevas relaciones) sembró de clubes de campo el Conurbano bonaerense. Entre los partidos, Pilar se llevó las palmas en materia de precios, cantidad de enclaves y número de desplazados en pos de la ilusión rural: una expansión favorecida por las autopistas que ponían a sus habitantes en el corazón de la city en contados minutos. Otros fueron San Isidro, Tigre y Escobar. Sin embargo, los asesinatos de Nora Dalmasso, Maria Marta García Belsunce, y la ola violenta de robos y secuestros en countrys abren un signo de interrogación sobre sus virtudes.. La sobreacumulación en pocas hectáreas de tanto dinero y tantas influencias ya no parece ser un ideal..  

Para seguir leyendo:

http://www.mundourbano.unq.edu.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=27&Itemid=43

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-15920-2003-1-27.html

Rastisurbanos en el mercado inmobiliario

Las características de los edificios dan forma a la identidad de nuestro blog y de alguna manera nos interesa no sólo la superficialidad de los edificios, sino también la forma en que estos colosos de la ciudad influyen en la sociedad. Más allá de las recientes protestas masivas contra la construcción, los edificios y los inmuebles en general se injieren de manera mercantil entre las personas. En efecto, nuestra intención es asesorar a nuestros visitantes, estableciendo la diferencia entre los precios que en teoría se manejan en el mercado y los precios “inflados” que efectivamente salen a escena en la Capital Federal.

En Caballito, por ejemplo, el precio máximo de una propiedad a estrenar por metro cuadrado, no debería superar los u$s 1.350, aunque la realidad marca que actualmente se están cotizando en hasta u$s 1.500 el metro cuadrado. En Palermo, por otra parte, la situación es más alarmante. Si bien es un barrio considerado “caro”, su tasación máxima por metro cuadrado es de u$s 1.550. Si ustedes llamaran a cualquier inmobiliaria y consultaran metro y precio, se darán cuenta que en varios casos la sobrevaluación estará a la orden del día. ¿u$s 1.700 el metro? ¿u$s 1.800? Todo es posible en
la Ciudad.

Ahora bien, un tema a debatir: ¿son verdaderamente las inmobiliarias quienes “inflan” los precios? Por experiencia efectiva personal, los propietarios especulan audazmente con los valores. Las inmobiliarias están perdiendo paulatinamente su “idiosincrasia” tradicional, aquellos rasgos que suponían la tasación y la planificación de venta, ya que hoy son los dueños los que finalmente ponen los precios a sus propiedades. Salen a caminar, a comparar y a deducir lo que vale su propiedad. Recién ahí se dirigen y encargan la venta a una determinada inmobiliaria (siempre y cuanto se los tase en el precio que ellos “cotizaron” previamente) en acto demasiado buergues para mi gusto. Ah, claro, después se fastidian cuando ellos mismos deben salir a comprar y a enfrentarse con otros propietarios más aburguesados que ellos.

En definitiva, es un circulo vicioso del que unicamente podemos salir tomando conciencia individualmente y ayudando a “cristalizar” el mercado inmobiliario.

Saltar el cerco, destruir el muro.

“La modernidad es la historia del tiempo conquistador del espacio, de una siempre creciente vectorización que destruye el espacio, la arquitectura de la ciudad. El cercado, el enclave, quedan destruidos. Pero ¿Qué se destruye? El bien mismo, a medida que los males se difunden sin freno.” (Paul Virilio)

Defender la ciudad de los males…Esos que rompen los cercados y arruinan las arquitecturas que protegían la vida buena.

Las rejas y muros protegían, ahí también lo hacían…Esos males tienen cara de tecnología para Virilio y vinieron a derribarlos, destruyeron la ciudad.

A simple vista, parece ser que la violación de esas cercas y murallas no es un invento de última generación. Los muros se convierten en un obstáculo de carrera de postas…Sólo sirven para hacer graffities. Los métodos de protección sólo ofrecen una garantía: de que no serán respetados, tanto en las metáforas de Virilio como en la cotidianeidad.

Contrastes

contrastes.jpg

  A lo mejor si ahorran un poco se pueden comprar esta casita…


La ciudad: Su arquitectura, las diferentes maneras de construir, el abanico de formas que pueden crearse con los mismos elementos… Casi como los rastis y otros juegos de construcción, pero más grandes y más pesados… Somos estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UBA y creamos este espacio para trabajar esta temática urbana.
CONTADOR
blog stats