Archivo para 30 abril 2007

Cuiden al perro

cartel-cuidado-con-el-perro.jpg

A veces uno siente esa necesidad de cambiar un poco la rutina, a veces con volver a casa por otro camino, que no sea el de todos los días, alcanza. Así que me bajé del tren en Hurlingham, mi barrio, y decidí caminar hasta mi casa por el barrio inglés. Por más que no tenía la cámara, iba con la idea de ver alguna casa interesante que amerite una foto, para volver a sacarla después.

Como todavia no tengo las fotos, voy a hacer uso de la descripción para que, por lo menos, puedan crearlo en sus mentes. Soy muy ansiosa y no quería dejar de postear, pero prometo ponerlas en breve a vuestra disposición.

Si mi elección se iba a basar en la belleza, iba a resultar muy dificil. Son todas lindas, son todas grandes. Hay mucho verde, todas tienen parque con pileta, quincho y cama elástica para que los nenes no se aburran… Como hay mucho de todo, también hay mucha reja y mucha garita en las esquinas. El señor vigilador va y viene en su bicicleta, vigilando la cuadra. Y esto último fue lo que más me llamó la atención: Las rejas no son algo nuevo, son tan viejas como la inseguridad. Empecé a ver que en la mayoria de las fachadas, aparece el cartel que anuncia que “Esta Propiedad está protegida por ADT”. Es raro que no tengan estos carteles, es casi una constante como la existencia de puertas y ventanas.

Primero pensé que los tiempos que corren hacen necesarios métodos cada vez más sofisticados de seguridad, de prevención…y me acordé del cartel que, no hace mucho, había en algunos portones que decían “Cuidado con el Perro”. Después me acordé de un letrero que vi en la puerta de una fábrica en Villa de Mayo que, graciosamente versaba: “Cuidado: Perro suelto, Guarda Malo”. Donde quedaron esos carteles? Parece que el ovejero ya no intimida a nadie, parece que un ladrido ronco y un par de colmillos ya no asustan a nadie…

Civilización, barbarie… Mejor meter el perro adentro.

Texto: Melisa Amengual

Ayer y Hoy

Ayer y Hoy Estéticamente hermosa, hasta parece una inocente casita de juguete, pero oculta un triste pasado y lo peor, un triste presente. Todos conocemos la historia, no hace falta ampliar demasiado.

Hoy se organizan tours por las villas miserias… a lo mejor les depara el mismo destino.

Cuando es imposible ocultar la realidad lo único que queda es adornarla…

Julieta Somoza

Lofts: reciclaje moderno

El concepto de “loft” surgió en los años 70 en el barrio neoyorkino del Soho. En sus comienzos, los lofts se distinguían por situarse en viejas fábricas, talleres o almacenes abandonados, rehabilitados para uso residencial o profesional pero conservando su aspecto fabril (instalaciones a la vista, acabados en hierro, piedra, ladrillo y acero, etc). Sin embargo, con los años, se fueron haciendo muy populares y, dada la dificultad de conseguir inmuebles desocupados con sus características (espacios amplios sin divisiones, doble altura, grandes ventanales, etc), se fue imponiendo la construcción de viviendas o departamentos nuevos con los principios generales de la estética loft y, generalmente, emplazados en un contexto urbano.  En Buenos Aires, estallo el boom inmobiliario de los lofts hace algo más de una década; en principio en la construcción de nuevos inmuebles o la remodelación de antiguas fabricas transformándolas, entonces, en edificios de lofts. Hace algunos años también comenzó a observarse, por parte de usuarios individuales, la compra de negocios comerciales para el reciclaje y ambientación al estilo loft. Los barrios destacados en cuanto al reciclaje de negocios y construcción de lofts fueron Palermo, Almagro y Belgrano, tanto que barrios como Parque Patricios y Barracas son los elegidos para la remodelación de antiguas fábricas. 

loft2.jpg 

Edificio de lofts en Parque Patricios

Fachada típica del barrio de Palermo

art_hotel_buenos_aires__743748.jpg

Palermo, es uno de los barrios más concurridos y búscados de Buenos Aires. Se destaca por su heterogeneidad en cuanto a su arquitectura (que con el paso del tiempo se transformó en un abanico para todos los gustos), sus vecinos, su oferta cultural, la gran cantidad de sub-barrios que se crearon dentro de él, etc. Sin embargo, Palermo sigue conservando sus viejos caserones o Petit Hotel que durante décadas modelaban su identidad porteña. Hoy, estos viejos edificios conviven entre los edificios más nuevos de la ciudad. El barrio cambió, se subdividió y se superpobló. Vecinos, empresas, comercios , productoras de audiovisuales, canales de tv, garajes, etc, conviven y brindan una oferta por lo menos interesante.

texto: Dolores Abella.

De turista en mi ciudad

“Hoy Conocer Buenos Aires es una alternativa concreta para el viajero independiente y para quienes disfrutan del miniturismo en la ciudad. Conocer Buenos Aires tiene como meta que el viajero pueda establecer un contacto con la ciudad, de acuerdo a sus intereses, y que la descubra de un modo diferente de los tradicionales tours. Ofrecemos al visitante la posibilidad de comprender la cultura, la historia y la vida social de la ciudad…”

Extracto de sitio web de “Conocer Buenos Aires, Turismo Cultural”, empresa dedicada al servicio de tours para turistas. 

Recibí un volante la semana pasada de esta empresa, lo mire sin interés pero lo guarde y lo releí más tarde.. me quede pensando y recordé todas aquellas veces que, caminando apurado por el centro porteño, uno se cruza con esos grupos ruidosos y un poco perdidos de turistas que sonríen, gritan, y sacan fotos a los monumentos, los “nativos” (nosotros!) , las palomas, los carteles! A todo! Siempre me causaron gracia, no lo niego, pero ahora que “tuve” que salir a sacar fotos (para subir material a este blog) a fachadas, casas, parques, en mi propia ciudad, les tome un poco más de cariño y me sentí un poco perdida también. Es increíble la cantidad de lugares a los que nunca entramos porque están en nuestra ciudad y, por lo tanto ¿que apuro hay en verlos? ¡Si siempre van a estar ahí! Casas que apenas miramos, si es que lo hacemos, historias en cada una de ellas.. Pensé que es un buen momento para comenzar a, cámara en mano, hacer un tour por mi propia ciudad. En lo sucesivo subiré fotos..

Hasta tanto, he aquí una foto de un turista féliz..

100_07495.jpg

Puerto Madero

La Boca: Identidad propia

caminito1.jpg

Colores, gente, ruido y mucha tradición se mezclan en sus calles. La Boca, sin lugar a dudas es uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad. Transitar por sus adoquines, sus veredas altas y angostas, hoy es un recorrido obligado para los miles de turistas que visitan la ciudad. Su calle más famosa, “Caminito” se convierte día a día en una especie de museo vivo, donde uno se puede encontrar con los antiguos conventillos, espectáculos de tango, artistas plásticos, obras de arte, etc. La boca, es un barrio con identidad propia. Su estilo lo diferencia de cualquier otro y eso lo convierte en uno de los puntos arquitectónicos más importantes de la ciudad.

Texto: Dolores Abella

Buenos Aires con acento Europeo

plaza-de-mayo.jpg 
Entre los atractivos que posee Buenos Aires está el increíble contraste
de estilos arquitectónicos, que van desde las humildes y multicolores
casas de La Boca, el estilo colonial de San Telmo, los fabulosos 
palacios de la zona de Retiro y Avenida Alvear, hasta las imponentes
y modernas torres de Puerto Madero y Catalinas Norte...          
La ciudad de Buenos Aires se distingue de las demás ciudades  
Americanas, por no poseer una tan fuerte impronta colonial.
Al recorrer las calles de la ciudad uno se puede encontrar con 
diferentes estilos tan contrapuestos entre sí, que solo están 
divididos o separados por escasos metros. Sin embargo el 
estilo Europeo se convierte rápidamente en el dominante. 
Las calles porteñas muestran  una especie de espejismo y
nos trasladan a rincones, esquinas, edificios típicamente 
Europeos. En numerosas oportunidades es normal escuchar
a turistas o a los mismos Porteños decir: “Buenos Aires es 
la ciudad más Europea de toda América”, este tipo de 
razonamiento no puede dejar de ser relacionado con las 
distintas oleadas inmigratorias que se dieron durante los 
siglos XIX y XX. Hablar de los edificios de Buenos Aires 
significa analizar la geografía urbana de una ciudad que no es 
una, sino muchas, diferentes. Tanto como lo son los orígenes
de los inmigrantes que la poblaron hace ya tiempo y que le 
dieron una peculiaridad singular.  
Texto: Dolores Abella

La ciudad: Su arquitectura, las diferentes maneras de construir, el abanico de formas que pueden crearse con los mismos elementos… Casi como los rastis y otros juegos de construcción, pero más grandes y más pesados… Somos estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UBA y creamos este espacio para trabajar esta temática urbana.
CONTADOR
blog stats